FRIEDRICH NIETZSCHE (1844 – 1900)


LO APOLÍNEO Y LO DIONISIACO
  • El origen de la tragedia, 1872
  • influenciado por Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación
    • contra academicismo, que antepone conceptos abstractos a experiencias vitales
    • la voluntad es un principio metafísico infinito y amoral: el arte como escapatoria efímera: el arte da la fuerza y capacidad necesarias para afrontar el dolor de la vida afirmándola
  • influenciado por Wagner: nuevo Esquilo, para renacer el elemento dionisíaco de la antigüedad
  • influenciado por Heráclito: eterno devenir, lucha de contrarios
  • La vida es devenir, voluntad irracional, ciega, cruel, trágica, dolor, sufrimiento
    • los griegos conocen la vida tal y como es, pero no se entregan al pesimismo, negándola, sino que la afirman a través del arte:
      • en la tragedia griega hay dos impulsos artísticos, el apolíneo y el dionisíaco, que aparecen unidos, en equilibrio, no en lucha, en relación creativa, no de oposición
        • Dionisos: lo irregular, súbito, cruel, creación, nacimiento, verdad dolorosa que desgarra al individuo, ebriedad, afirmación de la vida; en la tragedia griega representado por el coro
        • Apolo: filtro, canal de la energía indomable, velo de belleza, luz, medida, límite, razón, Dios, lógica, gramática, Ideas, egipticismo, muerte, cobardía, sueño; en la tragedia griega representado por el héroe
    • Eurípides elimina el coro, el impulso dionisíaco
    • Sócrates encarna una nueva relación Apolo-Dionisos de oposición, que recogerá el cristianismo
      • en tanto olvida el elemento dionisíaco reprime o desestima el difícil equilibrio trágico. Su terapia para salvarse de lo dionisíaco es contraproducente
        • cuanto más se acoraza y atrinchera una cultura para soportar lo trágico de la existencia, más se debilita la vida, y la violencia indirecta termina generando resentimiento hasta explotar como una olla a presión
PARTE GENEALÓGICO – CRÍTICA
  • Nietzsche investiga las diferentes formas que las culturas inventan para gestionar y canalizar el flujo irreversible de lo terrible
  • el planteamiento genealógico pretende sacar a la luz nuestros valores y prejuicios actuales para contrastarlos con los del pasado
    • para desenmascarar las fuerzas vitales y antivitales que se han apoderado en un momento determinado de un concepto o significado para atribuirle tal o cual valoración
    • para hacer visibles intensidades, afecciones, fuerzas escondidas, rupturas, discontinuidades, transformaciones, cambios menores, contornos sutiles, etc.
    • todo esto supone ejercer una crítica
– CRÍTICA A LA METAFÍSICA OCCIDENTAL (SOCRÁTICO-PLATÓNICA)
  • Sócrates es el padre fundador del resentimiento teórico hacia la vida
    • renuncia a la tensión inherente a la vida dando valor a lo que está fuera de ella, creando un mundo ideal, de esencias, que se opone y niega a éste
  • desde un punto de vista ontológico, la distinción entre realidad y apariencia, dando todo el valor al real, que es el más ajeno a la vida y el devenir, lleva a un juicio de valor negativo
    • las categorías occidentales basadas en la razón para poder vivir en reposo, con seguridad y calma son erróneas por antivitales
    • esta moral que refleja odio hacia la vida es propia de los débiles que intentan contener a los fuertes, a aquellos que son capaces de asumir la vida en toda su crudeza
    • la metafísica o filosofía socrático-platónica empequeñece la vida al negarla, al intentar acallar toda su dimensión
    • la división del mundo en verdadero y aparente es un síntoma de decadencia
  • desde un punto de vista gnoseológico se olvidan del carácter metafórico de los conceptos, el hecho de que los conceptos son generalizaciones de metáforas que se ha olvidado que lo son
    • los conceptos carecen de sentido, pues tratan de inmovilizar, delimitar, uniformizar, egiptizar, gramaticalizar una realidad siempre cambiante
    • la verdad no existe, sino que es un conjunto de generalizaciones que el uso y la costumbre han impuesto para poder soportar el flujo incesante de la vida
      • la verdad siempre está ligada al interés, al valor, a la búsqueda de una situación ventajosa: tiene una base moral.  Nietzsche aboga por la coherencia entre la teoría y la vida, por una verdad con la que no se obtenga ningún rédito: la dicotomía no está entonces entre la verdad y el error, sino entre la verdad que implica un riesgo para el sujeto y la mentira concebida como autoengaño, como un no querer ver lo que se ve
  • el lenguaje, que hace posible la concepción clásica de la verdad, no es otra cosa que autojustificación de la razón occidental
    • la vida no se deja conceptualizar, cerrar en un único sentido
    • hay que desembarazarse del lenguaje, de la gramática, para superar la cultura occidental
– CRÍTICA A LA MORAL OCCIDENTAL (SOCRÁTICO-PLATÓNICA): LA MORAL DE ESCLAVOS
  • Genealogía de la moral, Más allá del bien y del mal
  • hay que criticar todos los planteamientos filosófico-morales que van contra la vida, partiendo de las circunstancias históricas en las que surgieron y atendiendo a las fuerzas con que se desarrollaron
    • fuerzas reactivas (moral de esclavos): valores negativos, antivitales (humildad, compasión…), de los débiles y resentidos, del rebaño, democracia
    • fuerzas activas (moral de señores): valores positivos, vitales (coalegría)
  • es necesario transmutar los valores tradicionales, acabar con la dialéctica del bueno-malo y afirmar los valores vitales
    • no es una inversión simple y mecánica de los valores (llamar hoy bueno a lo que ayer se llamó malo)
    • gracias a la reflexión genealógica y crítica sale a la luz el origen de los valores así como el tipo de hombre que es potenciado con ellos
    • un nuevo proyecto de hombre debe guiar el diseño de los nuevos valores
      • importancia del cuidado de sí, ser médico de uno mismo, quiérete a ti mismo
  • no hay que olvidar que “la moral es solamente una interpretación de ciertos fenómenos, o, dicho más concretamente, una mala interpretación. Por ello, el juicio moral nunca se debe tomar literalmente: como tal, no contiene nunca otra cosa que contrasentidos”
– CRÍTICA AL CRISTIANISMO: “DIOS HA MUERTO”
  • Dios es la mayor objeción a la vida
  • por cristianismo Nietzsche no sólo entiende el discurso específicamente religioso, sino también toda interpretación moral antivital de la existencia como la creencia en el progreso, en la ciencia pura
    • desde tales postulaciones se entiende que la vida carece de sentido en y por sí misma, por lo que se debe buscar el sentido fuera de ella, en algo atemporal, eterno o infinito (Dios, Verdad, Ideas…)
    • así nos hacen débiles, sumisos, resignados, humildes, envidiosos e hipócritas, despreciando el potencial creativo humano
    • pero el hombre está matando a Dios, expulsándolo de su cultura
      • en occidente se empieza a proclamar la muerte de Dios, el nihilismo
– EL NIHILISMO
  • la división platónica del mundo en mundo aparente y mundo real, según Nietzsche, ya es nihilista en tanto inaugura una moral nociva, pues invierte el orden valorativo de la realidad, denigrando la realidad más inmediata (los sentidos, el cuerpo…) y, en este sentido, tal planteamiento moral es nihilista, nos hace valorar la nada
    • los valores creados por la tradición platónico-cristiana son falsos valores, pues desprecian la vida y tienen voluntad de nada
    • la historia de la cultura occidental es la historia de un gran error que aboca a aquélla a la desintegración:
      • las categorías a las que tal tradición ha otorgado valor (finalidad, unidad, ser, verdad, …) se nos presentan cada vez de forma más patente como vacías
      • el mundo se está desvalorizando, llevándonos a un nihilismo reactivo
  • el nihilismo reactivo es representado por Schopenhauer
    • en primer lugar, tras el desengaño de las categorías surge el sentimiento del absurdo
    • en segundo lugar, se pierde toda la fe respecto a una totalidad de sentido
    • en tercer lugar, surge la conciencia de que este mundo no es más que un espejismo, con la consiguiente condena del mundo
  • Nietzsche propugna un nihilismo activo: hay que reafirmarse en la muerte de Dios y cobrar consciencia de nuestra voluntad. Se abre el camino hacia la vida, hacia el desarrollo de un nuevo hombre
PARTE CONSTRUCTIVO – AFIRMATIVA
– EL SUPERHOMBRE (O SOBREHOMBRE)
  • muerto Dios ha de morir también la figura del hombre que hasta ahora lo ha necesitado para legitimarse de forma indirecta
  • la figura del superhombre se define negativamente, más por aquello de lo que se separa que por contener una serie de atributos característicos
    • el superhombre apunta a un horizonte ya no ubicado en ninguna estructura ideal o trascendente
    • necesaria una nueva práctica de sí, un nuevo saber terapéutico que permite transformar el cuerpo, lo puede moldear y liberar de su servidumbre a los valores del pasado
    • necesaria la emergencia del superhombre frente al peligro del “último hombre”, mezquina figura ya solo preocupada por su pequeña felicidad y su autoconservación
    • el superhombre no es ni una exaltación aristocrática de la bestia rubia ni la defensa de un comportamiento inmoral o irracional hasta ahora vilipendiado y reprimido, sino una conciencia moderada de lo que significa asumir el poder humano tras el proceso de aniquilación de los valores supremos. Supone la reaparición de cierta mesura pagana y del hombre virtuoso, que ya no se avergüenza ni se siente culpable del poder de su voluntad y que abre un nuevo horizonte cultural superador del nihilismo.
    • se identifica con el niño: afirma el devenir, la vida, está dispuesto a vivir el eterno retorno; es libre, superior, autónomo; constante decir sí, yo quiero; está por venir.
– EL ETERNO RETORNO DE LO MISMO
  • es una idea que se formula por primera vez en el aforismo 341 de La ciencia jovial y tiene en su mira a Heráclito
  • aunque es desarrollada cosmológicamente en algunas ocasiones, tiene sobre todo un significado ético
    • tal idea da la posibilidad al hombre de confirmar su querer, de llegar a la conclusión de que su querer es lo más importante
    • se trata de una idea hipotética que da una regla práctica a la voluntad: “lo que quieras, has de quererlo de tal manera que quieras también su eterno retorno”
    • el devenir carece de toda racionalidad, de todo sentido, de todo porqué; no existe ningún plan ni ningún objetivo, ya que la realidad no se orienta a ningún fin, a ninguna culminación; el mundo es un caos eterno, una falta de orden, estructura, forma, etc.
    • el eterno retorno es activo y afirmativo de este caos
– LA VOLUNTAD DE PODER (QUERER QUERER)
  • parte de la concepción schopenhaueriana de “voluntad de vida”
  • el fenómeno del querer no es simple ni inmediato, sino que comprende múltiples efectos
    • el poder es siempre una relación con la alteridad, con lo otro, una apertura a la diferencia; el poder de una determinada voluntad depende de su capacidad para convertir su propio opuesto en ventaja para sí misma
    • no tiene que ver con una imposición sobre otra fuerza (interpretación nazi), sino con un “poder ser afectado”, con una dimensión creativa, plástica y liberadora: no atribuirse valores ya dados, sino crear nuevos valores
    • contra Schopenhauer, el querer es liberador y alegre

CANCIONES DE NIETZSCHE:

– Manfred Meditation:   

– Nachklang einer Sylvesternacht:  

Print Friendly, PDF & Email
Esta entrada fue publicada en Esquemas de los autores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *